Cómo identificar un shampoo sin sal

Seguramente ya habrás escuchado que para cuidar tu cabello, lo más conveniente es utilizar un shampoo sin sal; se habla de los múltiples beneficios que provee al cabello y cada vez son más marcas las que comercializan sus productos con la etiqueta “sin sal”.

15 o 20 años atrás muy poca gente hablaba sobre los ingredientes de los shampoos, el tema solo se tocaba en ámbitos profesionales de peluquería; pues la suposición venía desde las grandes marcas, dado a que si salía en los comerciales de televisión y decían que era bueno, inmediatamente corrías a la tienda más cercana para realizar tu compra.

Hoy en día, como consumidores nos hemos vuelto un poco más conscientes a la hora de comprar y la tendencia está en buscar productos menos industrializados y más naturales, entre ellos, el shampoo sin sal.

El mercado nos ofrece ahora una gran cantidad de shampoos: para la caspa, para el cabello seco, para el frizz, para aclarar el cabello, para pelo graso, etc, etc: pero, ¿cómo puedes estar segura de si estás utilizando un shampoo sin sal?

En primer lugar debes tener claridad de que un shampoo sin sal, no es lo mismo a un shampoo sin sulfatos, pues desde su composición química son sustancias totalmente diferentes. ¡Vamos a compararlos!

Shampoo sin sal vs shampoo sin sulfato

La sal, desde su composición química, es una molécula formada por sodio y cloruro, mientras que los sulfatos, específicamente el Lauril Sulfato de Sodio, es otra molécula diferente; en este caso, una sal del ácido sulfúrico, con una composición mucho más compleja.

Sus funciones son totalmente diferentes, pues mientras que la sal, en el shampoo cumple la función básica y reemplazable, de darle espesor y consistencia; los sulfatos cumplen la función de emulsificar las grasas y la suciedad, con el fin de retirarla del cuero cabelludo, es decir, se comporta como un detergente de limpieza profunda.

La sal deshidrata el cabello y el cuero cabelludo, por lo tanto un shampoo sin sal será más suave y menos espeso pero no reseca tanto el cabello. Mientras que un shampoo con sulfato, puede irritar el cuero cabelludo mientras lo limpia profundamente, dejando como resultado un cabello seco y un cuero cabelludo lastimado. ¿Ya ves lo diferentes que son?

¿Puede un shampoo realmente estar libre de sal y sulfatos?

¡Por supuesto! Si existen shampoos libres de sal y de sulfatos, o con una baja concentración de estos componentes y cada día son más las marcas que desarrollan este tipo de productos; además de también algunos sin parabenos o siliconas las cuales también han presentado algunos otros efectos secundarios para el cabello.

Ten en cuenta que un shampoo sin sal, puede no ser muy diferente a los demás, dado que se le agregan algunos otros ingredientes para darle el volumen que necesita el producto, pero un shampoo sin sulfatos si será muy diferente; pues este tendrá menos espuma, limpiará con menor agresividad y no producirá ningún tipo de irritación.

¿Cómo puedo identificar si un shampoo tiene sal o sulfatos?

  1. La manera más fácil, es revisar las etiquetas por delante y en el reverso del producto, verificando que no contenga cloruro de sodio o sodium chloride.
  2. Puedes fijarte entre los ingredientes si aparece Sodium Lauryl Sulfate, Sodium Laureth Sulfate, Potassium Chloride, Sodium Gluconate, Sodium Benzoate; lo que podría significar que no está completamente libre de sal o sulfatos.
  3. Observa si entre los componentes se encuentra la sal común y las sulfatadas (sodium laureth sulfate y sodium lauryl sulfate), recuerda que los ingredientes están escritos desde los que van en mayor cantidad a los de menos.

¿Qué pasa cuando utilizo un shampoo sin sal?

Está claro que no a todas nos funcionan los mismos productos, pues si tu cabello es muy graso, es posible que un shampoo libre de sal y sulfatos no tenga la misma funcionalidad de limpieza profunda que tu necesitas.

Si es tu caso, recuerda que los sulfatos tampoco son tan malos, pues nuestro cabello tiene como función natural la producción de sebo, la cual protege el cuero cabelludo; mientras que la función de los sulfatos es eliminar la grasa capilar contaminada por el sudor, el polvo y la suciedad del ambiente.

Ten en cuenta que la sal común no aporta beneficios para el cabello, por el contrario puede provocar el exceso de frizz, cambios en la coloración o alisados.
Es decir, si deseas tener un cuidado más natural para tu cabello, elige un shampoo sin sal; esto te ayudará a mantener los aceites naturales y el brillo. Pero si al usarlo sientes que este no lava bien tu cabello, puedes utilizar un shampoo con una baja concentración de sulfatos.

¿Cómo saber si debo utilizar un shampoo sin sal?

  • Eres candidata, si constantemente utilizas tratamientos químicos capilares, como alisados, permanentes o keratinas. El shampoo sin sal y sin sulfatos te ayudará a prolongar la duración de estos tratamientos, dejándolo más suave, manejable y brillante.
  • Si te has expuesto a procesos de decoloración o tintes, es muy probable que requieras de cuidados especiales para regenerar la fibra capilar; por lo tanto, un shampoo sin sal puede ser una excelente opción para ti, pues te ayudará a que tu tinte dure más tiempo, realizando un lavado mucho más suave.
  • Si, es cierto que el shampoo sin sal ayuda a reducir el frizz, pero también puede ser contraproducente para algunas personas; pues les puede generar caspa, picazón o acomulación de suciedad.
  • Es perfecto para cabellos secos! Pues al no eliminar por completo los aceites naturales, reduce la irritación en el cuero cabelludo; permitiendo así que dichos aceites trabajen de manera más efectiva manteniendo el cabello con la hidratación adecuada.
  • ¿Tienes el cuero cabelludo sensible? El shampoo sin sal y sin sulfatos te ayudará a realizar un lavado suave sin alterar el equilibrio de tu piel. Confirma que la fórmula tu producto tenga el mínimo de aditivos dentro de sus ingredientes, evita al máximo la sal, los sulfatos y los colorantes.
  • Al momento de comprar un shampoo para tu bebé, también es importante que tenga ausencia de sales sulfatadas, pues son estas las causantes de que les piquen los ojos cuando les cae un poco. Recuerda que con ellos debes utilizar productos especiales para su cuidado, pues ellos necesitan productos mucho más suaves y nada agresivos.

Los shampoos sin sulfatos suelen ser un poco más caros que los shampoos normales, pero si sientes que tu cabello lo necesita, ¡no dudes en comprarlos!

¿Quienes sí deberían utilizar shampoo con sal?

Las personas con cabello graso, pues este les garantiza un lavado más profundo, evitando el aumento de seborrea.
Para quienes tengan un cabello liso y sin volumen, el cual se ensucia con facilidad; la recomendación sería utilizar un shampoo con sulfatos pero con pH neutro.

Recuerda que los sulfatos son los responsables de la espuma del shampoo, así que entre más espuma haga, mayor concentración de productos químicos, lo que quiere decir que es más agresivo. Sin embargo, según dermatólogos y farmacéuticos, los sulfatos en el shampoo pueden no ser tan dañinos, pues por lo general dentro de la formulación se mezclan con otros ingredientes que contrarrestan las posibilidades de irritación.

También es cierto que entre más espuma tenga un shampoo más fácil resulta al momento de utilizarlo, además, si por alguna razón, has escuchado que los sulfatos son cancerígenos, queremos contarte que esto es totalmente falso, pues no hay ningún vínculo directo entre los sulfatos y esta enfermedad.

¿Hay otros productos parecidos al shampoo que pueden contener sulfatos?

Entre las mascarillas, los serum o los acondicionadores, nunca debería hallarse el sulfato o la sal como uno de sus ingredientes, pues esto haría que el cabello se torne seco y sin vida.

Sin embargo, existen algunas empresas que podrían utilizar el sulfato como una forma de ahorrar costos, pues es el detergente más económico del mercado. Así que nuestro consejo es que nunca está de más revisar los componentes de la etiqueta.

Recuerda que los mayores beneficios de los shampoo sin sal es que te ayudan a mantener la humedad por más tiempo, a evitar el frizz y lo cuidan desde la raíz, no solo en apariencia.

¡Total! ya conoces cuales son las diferencias de un shampoo sin sal ni sulfatos o con ellos, lo importante es que con base a todo esto, puedas tomar la decisión de compra que más te convenga en relación con tu tipo de cabello.

¿Te gustó? Compártelo desde aquí

2 thoughts on “¿Cómo identificar un shampoo sin sal?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *